Nuestra querida tienda roja

Esta mañana me costó levantarme, pero el olor a pan recién hecho me ha ayudado a poner un pie en el suelo y andar hasta el baño. Una agradable sensación conocida me ha acabado de despertar. Estoy menstruando.

Otro mes, y de nuevo coincidiendo con la luna nueva, mi cuerpo baja de energía y me pide reposo. Le escucho. Cruzo la puerta con cortinas rojas y me sirvopuertatiendarojaok una taza de infusión con especias y un poco de bebida de arroz. Una mano amiga me ofrece melaza de arroz para endulzar el pan recién hecho.

Me siento entre cojines, me tapo con una manta suave que huele a lavanda, y siento como la sangre desciende. Siempre me ha gustado sentir mi luna, aunque hubo una época en la que me dolía mucho y no entendía nada… pero hoy todo tiene por fin sentido.

Llegar a la luna

Es cierto que en 1969 el hombre llegó a la luna. Pero la mujer parece que aún no ha llegado. Se siente aún alejada de su influjo, ignorando su evidente poder sobre ella.

Es curioso cómo con la luna menguante es más fácil depurar, nutrir en luna creciente, expresar en luna llena e interiorizar en luna nueva. Es el ritmo del hacer/no hacer. Son las dos caras de una misma moneda que en la cultura occidental no se han entendido ni practicado. Es de ley descansar cada tanto para reponersey la naturaleza lo hace. ¿Por qué no nosotras?

¿Quieres vivir más feliz? Ordena tu casa

Muchos conocéis ya mi pasión por la perspectiva temporal, un constructo psicológico compuesto por diferentes orientaciones hacia el presente, pasado y futuro, según el cual todos tenemos un esquema particular a nivel de tiempo que nos hace ser y actuar de manera concreta. Bien, hoy queria compartir mis pensamientos sobre algo que las personas con una perspecitva más “equilibrada” (aquellas con una orientación fuerte al pasado positivo, presente hedonista y futuro) suelen hacer de manera periódica, y que encuentro muy útil para cualquier persona que necesite ordenar sus ideas:   -Ordenar el entorno para seguir adelante más ligeros y concentrados:   No hablo sólo de limpiar una mesa de despacho para poder seguir trabajando Leer más¿Quieres vivir más feliz? Ordena tu casa[…]

A las amigas que perdí

Tras perder a mi hija también perdí amigas, personas que recorrieron una parte de camino conmigo y decidieron que no querían seguir. Amigas con las que había compartido muchas cosas, pero con quienes compartir con un embarazo y una pérdida fue demasiado. Pienso que, como se dice, no era su momento, no era el trabajo que les tocaba hacer, pero duele, porque tal vez el duelo les dolía demasiado, o porque se encontraron con su sombra y no la supieron o no la quisieron gestionar. O simplemente porque no les apetecia seguir a mi (nuestro) lado. Les entiendo. Dentro del proceso de duelo, primero sentí una rabia inmensa, luego no lo creí, Leer másA las amigas que perdí[…]

Sincronicidad o cómo todo se alinea cuando sabes hacia dónde ir

No es fácil, ni cómodo, pero te aseguro que sí es muy emocionante. Hace unos años, (poco antes de quedarme embarazada por primera vez), hablando con mi hermana en una de esas conversaciones que luego recuerdas toda la vida, le dije que le tenia “envidia sana”: estaba trabajando en aquello que le apasiona. Recuerdo decirle que todo le iba a ir mas que bien, que le auguraba éxito y felicidad porque eso es lo que se recoge cuando uno trabaja en lo que realmente le gusta. Su respuesta fue esta: “tu también estas trabajando en lo que te gusta, ¿no?” No. Mi respuesta era clara y una frase resonaba en mi Leer másSincronicidad o cómo todo se alinea cuando sabes hacia dónde ir[…]

Entrevista a Rocío Cuellar. La carrera como ritual de duelo: mirando a Isabel con los ojos del alma.

Esta semana pasada pude por fin entrevistar a Rocío Cuellar, mamá de Isabel y Paloma. Abogada  por el Iltre. Colegio de Abogados de S/C de Tenerife, colegiada numero 3777, trail runner, emprendedora… mujer con una fuerza increíble que cree en la maternidad mariposa desde el activismo: “He llegado a una conclusión: A quién no le interesa mi duelo, ni mi hija muerta, no le intereso yo” Rocío es deportista, lo era antes de ser madre y de perder a su hija Isabel. Pero este mes de mayo de 2015, coincidiendo con el aniversario de su hija, esta mujer fuerte y valiente ha realizado un precioso ritual de duelo: correr la Leer másEntrevista a Rocío Cuellar. La carrera como ritual de duelo: mirando a Isabel con los ojos del alma.[…]

El árbol de la vida y de la despedida.

Aquel que una pareja plantó en su jardín para recordar a su hija. Querían honrar a la pequeña que llegó y se fue demasiado temprano, sin ni siquiera tener tiempo para pisar la hierba fresca ni escuchar los pájaros que se acercaban a su casa. La pareja decidió plantar un árbol como ritual para despedir a su hija, para recordarla siempre. Querían que la gente que visitaba su casa supieran que ese árbol llevaba en nombre de Nadia, que representaba el amor que sentían hacia ella, su primogénita, y que sentían tanto no tenerla corriendo por su jardín que necesitaban un símbolo que les uniera físicamente a ella. En el Leer másEl árbol de la vida y de la despedida.[…]

No será sencillo…

…pero será. Nadie te prepara para algo tan triste, tan injusto… pero lo transitarás y saldrás de la oscuridad. Cambiarás, renacerás. No se habla de ello… pero podrás llorar, tienes derecho a hacerlo, a gritar, a dar golpes contra la pared, a correr…   Y si necesitas un abrazo, pídelo. Si quieres que esa persona te acompañe, díselo. Si lo que deseas es estar sola, también lo deben saber.   Y un día, cuando hayas descendido hasta la mas oscura y profunda de las galerias de tu pena, cuando el inframundo te llene por completo y te sientas desfallecer, entonces, compañera, estarás en la mitad del camino. Para iniciar tu camino de Leer másNo será sencillo…[…]

Ritual para un Eclipse Solar

Un momento precioso se acerca, las aficionadas a la astronomía despistadas como una servidora corremos a ver si quedan gafas especiales en alguna tienda del barrio, mientras recordamos dónde, cuándo fue la última vez que vimos un eclipse de Sol. Algo tengo por seguro: no coincidió con el equinoccio de primavera; y me parece que estaba nublado y que pude sólo intuir un leve descenso de la luz, como cuando la bombilla de casa falla por una bajada de la corriente… pero lo que recuerdo mejor es la sensación de silencio, de que algo fuera de nuestro control está sucediendo. Los animales, sobre todo muchas especies de pájaros, parece que Leer másRitual para un Eclipse Solar[…]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Seo wordpress plugin by www.seowizard.org.