Ser dispersa

Siempre me han gustado muchas cosas, me he sentido atraída por disciplinas en apariencia tan diferentes como la física cuántica y la psicología del desarrollo. Me he pasado la vida estudiando, aprendiendo, y sí, lo he hecho por placer la mayor parte del tiempo, sobre todo a partir de los 20 años, cuando mis gustos empezaron a estar mejor definidos…

Como sucede con muchas otras “rarezas” fuera de todo lo estándar, siempre parece ser preocupante, en lugar de ver mi afán de conocimiento y curiosidad innata como algo positivo, siempre se me ha tachado de “falta de foco”, falta de “vocación” verdadera (como si quisiera ser monja oiga…), etc.

Pues no. Levanto mi cabeza bien orgullosa de ser dispersa en gustos y aficiones y estudios. No me considero especialista en una sola cosa, aunque cuando me preguntan es cierto que el “tiempo” en todas sus facetas y aplicaciones es algo que ha estado siempre presente en mi vida, en mis aficiones y estudios. Pero también me encanta hacer cursos y trabajar en cosas que poco o nada tienen que ver con este concepto, así que de nuevo ¡Alarma! no soy monotema, que le vamos a hacer.

Y… ¿sabes por qué? Porque quedarme toda la vida en un sólo ámbito me aburre, soberanamente. Y no soy la única, doy fe. A parte de muchas amigas que, sonrojadas, me confiesan que ellas también llevan años en plan veleta, de una pasión a otra (en el aspecto laboral, queda claro), también encontramos mujeres que han dejado huella en la historia y que no destacan precisamente por su especialización:

Hildegarda de Bingen, mística alemana del siglo XII fue abadesa, líder monacal, mística, profetisa, médica, compositora y escritora.  De hecho, está considerada como una de las personas más polifacéticas de la historia occidental, así que cada vez que te venga ese sentimiento de culpabilidad por no tener clara tu pasión o dar a muchos palos en lo que cuestión laboral o de estudios se refiere, acuérdate de ella.

 

http://womenshistory.about.com/od/hildegardbingen/a/hildegard.htm

http://womenshistory.about.com/od/hildegardbingen/a/hildegard.htm

 

Pero ¡cuidado! no estoy hablando de dejar las cosas a medias, de empezar cuatro licenciaturas y dos FPs. Las dispersas de verdad nos identificamos por unas cuantas características que te resumo:

 

  • Te encuentras fácilmente fascinada por un tema nuevo sobre el que no puedes dejar de leer / ver videos / escuchar a especialistas en ese campo.
  • Tienes más de una carrera, especialización, o estudios no reglados de ámbitos seguramente muy diferentes
  • Te encanta conocer gente nueva especialista en un tema concreto y escucharle, aprender sobre su tema aunque no tenga nada que ver con tu actual trabajo o estudio
  • Has cambiado mas de una y mas de dos veces de “rumbo profesional”, has estado en comercio, gestión, seguramente has sido o eres una persona emprendedora y tienes una lista de negocios / ex-socios importante
  • Eres conocida en tu grupo de amistades y familia por ser como una enciclopedia andante y poder tener conversaciones sobre mil temas diferentes, siempre con conocimiento de causa.
  • Sientes que nunca vas a terminar de aprender, que cada día podria ser el inicio de una nueva pasión por un tema que hasta ayer tal vez no sabías ni que existía.

Si cumples tres o mas de estas afirmaciones, bienvenida al club. No estás sola, no eres rara ni te pasa nada malo, ni hace falta que esperes a la pasión de tu vida, porque tienes muchas ¡¡y eso mola más!!

Eso sí, tres breves recomendaciones para no morir en el intento, no tener que encerrarte en un convento o casa espiritual tailandesa para poder tener tiempo para todas tus pasiones y especialidades:

  • Evalúa si todo aquello que has estudiado o estás estudiando es realmente porque te gusta o porque te puede ayudar a vivir de acuerdo con tus objetivos a medio plazo. Si no es así, piensa en priorizar y deja de lado aquello que menos te beneficie.
  • Si sientes que tienes muchas cosas a medias, que no llegas a nada, que tu hijo se pasa muchas horas frente al televisor o no tienes tiempo ni para irte a dar un paseo o cocinar esos platos que tanto te gustan, para. Haz una lista de todo lo que tienes por terminar e intenta ir cerrando temas, sin prisa pero sin pausa.
  • Antes de apuntarte a otro curso o pasarte la siguiente noche pegada a mil videotutoriales para aprender a encuadernar tu próxima agenda, planifica: qué estabas haciendo hasta hoy, en qué ámbito estas actualmente trabajando, o te apasionaría trabajar, ¿tienes la formación suficiente? si la respuesta es positiva y no tienes tiempo o dinero, date un respiro. Si es negativa, pues adelante, a por esos tutoriales 🙂

Duerme, disfruta de los tuyos, no hay ninguna pasión que valga mas que tu salud y tus seres queridos, y si no sabes cómo gestionar esta dispersión vital, aquí me tienes 🙂

Mireia Usart

 

1 comentario en “Ser dispersa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Seo wordpress plugin by www.seowizard.org.